Reduce tu riesgo de padecer Alzheimer con el Ajedrez

Con la edad, lleva más tiempo realizar las cosas, pero la demora no lleva a una disminución en la calidad de lo que se realiza. Las investigaciones sobre el estilo de vida de las personas que mantienen la vitalidad cognitiva en una edad avanzada depende de factores protectores clave que condicionan cómo se ha usado el cerebro durante toda la vida. 

Estadísticamente el riesgo de padecer Alzheimer es de un tercio en el caso de las personas con mayor nivel educativo que en la población general. Esta diferencia enorme sobrepasa en mucho el factor genético tal y como se conoce hoy en día.

Aficiones como el ajedrez, los juegos de cartas, los pasatiempos, son factores clave. Un hábito duradero de tocar un instrumento musical y leer, también; y en general llevar una vida en que haya actividad mental. Los pasatiempos menos activos como ver la TV, son más un factor de riesgo que de protección. Las actividades que suponen un reto para la mente protegen contra el riesgo de padecer los síntomas de las enfermedades cognitivas como el Alzheimer o la demencia. 

De la misma forma en que necesitamos buscar formas específicas de entrenarnos físicamente, tenemos que buscar maneras de ejercitar nuestros cerebros. 

Hay dos tipos de acción muy diferentes que nuestro cerebro realiza cuando se enfrenta a un reto cognitivo:

-  El primero requiere esfuerzo, e implica analizar una situación y escoger entre alternativas. 
-  El segundo se apoya enteramente en la experiencia. 

Nuestra mente busca en su base de datos situaciones similares, precedentes que sirvan de base para la solución de una situación actual. Esto lleva menos esfuerzo, y la mayoría del proceso puede hacerse automáticamente sin que nos demos cuenta. Con la experiencia de los años este segundo método se termina usando en más y más situaciones. Las ocasiones para usar el esfuerzo cognitivo son menos, y su contribución esencial a la vitalidad cognitiva se reduce gradualmente. 


No podemos confiar en la vida cotidiana para encontrar suficientes oportunidades de ejercitar nuestro cerebro. De igual forma, el estilo de vida sedentario de la mayoría de las personas actualmente no les aporta suficiente ejercicio físico. Así, tal como nos hace falta buscar maneras específicas de entrenarnos físicamente, tenemos que buscar formas de ejercitar nuestro cerebro.

Nada mejor para ejercitar la mente que una partida de ajedrez. Jugando a este juego mejorarás tu capacidad de concentración, atención, planificación y capacidad de deducción.   Lo mejor es que empieces a jugar y descubras hasta que nivel eres capaz de llegar.

2 comentarios:

  1. ¡aaaah! le puedo ganar a todos mis amigos, a mi papa y muchos más y no puedo ganar este jaja.

    ResponderEliminar
  2. ya gane el principiante y medio falta el avanzado

    ResponderEliminar