El cerebro y los neurotransmisores

El cerebro consta de varios miles de millones neuronas interconectadas miles de veces entre ellas mismas. Las neuronas tienen tres componentes principales:

Las dendritas: Son las ramas que crean la red. Fibras nerviosas que transmiten señales eléctricas al cuerpo de la célula.
El cuerpo de la célula: Es la zona que realiza la suma de esas señales eléctricas que entran a la neurona.
El axón: Es una fibra larga que lleva la señal desde el cuerpo de la célula hacia otras neuronas.

El punto de contacto entre un axón de una célula y una dendrita de otra célula es llamado sinápsis, la longitud de la sinápsis es determinada por la complejidad del proceso químico que estabiliza la función de la red neuronal.



El desarrollo neurológico se hace crítico durante los primeros años de vida, pero las estructuras neuronales continúan cambiando durante toda la vida. Estos cambios consisten en el refuerzo o debilitamiento de las uniones sinápticas. Por ejemplo, cada nuevo recuerdo que almacenamos se formada gracias a la modificación de la intensidad entre ciertas sinápsis.

Uno de los aspectos mejor conocidos del funcionamiento de las neuronas es su forma de transmitir la información a través de los neurotransmisores. Los neurotransmisores son moléculas liberadas por las neuronas a través de membrana del axón destinadas a penetrar en la membrana de las dendrita de la neurona siguiente.

Todas las neuronas conducen la información de forma similar, esta viaja a lo largo de axones en breves impulsos eléctricos, denominados potenciales de acción

Cuando un potencial de acción llega al terminal de un axón son liberados neurotransmisores que se enlazan con receptores postsinápticos, provocando cambios de la permeabilidad de la membrana.

Las sinápsis pueden ser excitatorias o inhibitorias según el tipo de neurotransmisor que se libere, cada neurona recibe de 10.000 a 100.000 sinápsis y su axón realiza una cantidad similar de sinápsis.



Las sinápsis se clasifican según su posición en la superficie de la neurona receptora en tres tipos: axo-somática, axo-dendrítica, axo-axónica. Los fenómenos que ocurren en la sinápsis son de naturaleza química, pero tienen efectos eléctricos laterales que se pueden medir.

Los defectos en la síntesis, liberación, degradación de los neurotransmisores crean una gran cantidad de enfermedades neurológicas, musculares y psiquiátricas.

Veamos un breve documental de Redes sobre el funcionamiento de los neurotransmisores durante el aprendizaje y los procesos de la memoria a largo plazo.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada